pasense por el nuevo blog q hicimos con kmi! es super intenso :D

Create your own banner at mybannermaker.com!

viernes, 19 de febrero de 2010

Engatuzador profesional Cap.11 (parte a)


Estoy en la clase de... no sé, creo que de matemática. La verdad es que no estoy escuchando lo que dice la profesora. solo observo sin prestar atención... o también se le llama: Mirar sin Ver. mi celular vibra. Lo saco de mi bolsillo y lo escondo debajo de mi cuaderno, luego muy disimuladamente miro el mensaje que me acaba de llegar... Es de Tim.

Mensaje: Cmo tas? t aviso q hy no vy a podr ir a tu csa... tngo examen d historia mañana. TKM... Bss

Me desepciono un poco. Yo quiero verlo! pero está ocupado con un examen... son solo 24 horas sin tenerlo cerca, no va a matarme tan poco tiempo... tengo que responderle algo, pero debo esperar a que la profesora se ponga a copiar algo en el pizarrón. Pasan... a mi me parecen horas, pero mi reloj dice que solo son 5 minutos. Me acomodo mejor en el puf al lado de la ventana y suspiro.

Que copie, que copie, que copie!!!!!!

Mis deseos mentales se hacen realidad... en el exacto momento en que la desesperación se apropia de mi mente. A todo dar, mis dedos se mueven por el teclado del celular y escribo:

Tim: Hla!!! ty bn... cmo tas? suert cn el examen!!!

Mis dedos frenan con estrepito. Por alguna razón, siento que quiero decirle muchas cosas, pero no sé por donde empezar... Es como un pequeño huquito en mi pecho que me grita el nombre de Timothei, que clama por su aroma, el tacto de sus labios y su piel... Mis dedos se mueven como locos otra vez y teclean:

Te quiero... ns vmos mañana... muchos bss
´
Presiono el botón de enviar y escondo el celular en mi bolsillo. No pasan 2 minutos cuando vibra otra vez. No puedo evitar que una sonrisa esperanza cruce mi rostro. Este chico es único... el único hombre que responde rapido los mensajes y no te deja esperando durante horas! Sutilmente muevo el celular y leo mientras finjo que escribo. Todo por leer un mensaje de Tim.

Mensaje: Grax!!! Ty bn. no qro ni pnsar en lo d mañana... tal vez t espere pra vrt dspués de clases... pro no prometo nda!!! =) Ns vemos en el comedor... besos.

Pequeña posibilidad de verlo = lo mejor del mundo.


- con quien mensajeas? - me pregunta una voz a mi costado, una voz que conozco pero que no me cae bien... Dana.

- con nadie - respondo disimuladamente - y tu?

- no me evadas... con quien?

Pesada, si pudiera te arrancaría esas mechas horrorosas...

- con nadie Dana

- vamos, porfavor, era tu... novio? - dice la última palabra con un dejo perverso.

Es lo típico, antes nosotras eramos amigas, pero luego nos alejamos a causa de esa paranoia que tiene... Siempre, desde que eramos chicas, fue una robanovios especializada en los chicos que me gustan a mi... Coincidencia? no lo creo. Desde que literalmente me hizo a un lado y se apoderó del unico chico al que le gusté antes de Timothei, la detesto... no, más bien, no la aguanto! Porque, Paloma por ejemplo, es robanovios... Pero no roba los míos!!! Osea, que tiene esa devoradora en contra de mi persona?!

- vamos, por nuestra amistad... - dice con una sonrisa y se inclina hacia mi.

- justamente, por nuestra amistad - la miro con una sonrisa falsa - no pienso decirte nada... - la miro esceptica y me concentro en la clase por el resto de la hora.

El resto de las clases me parecen eternas... pero cuando termina la última, salto de mi puf y salgo corriendo con mi bolso cruzado. Tuve la genial idea de dejar todo pronto para escapar de esas 4 paredes lo más rápido posible. Camino con una gran esperanza en el pecho hasta el comedor, pero me detengo unos pasos antes de llegar a la gran puerta...

Que raro que esté cerrada... , pienso frunciendo el ceño mientras escucho que del otro lado hay gran barullo. Dudo si entrar, demasiado... Prendo mi celular y releo el sms de Tim como 4 veces y como 7 la parte que decía : te espero en el comedor... Tomo aire y empujo la puerta... mala idea. unos... para mi son mil, pero en realidad son como mucho 40 adolescentes de uniformes negros y miradas sorprendidas.

Ok, acabo de toparme con todo el nivel especial

Siento como me sonrojo y se me endurecen los musculos... no puedo ni respirar de la verguenza... los labios se me despegan, pero no pronuncio palabra.. tal vez si el silencio sonara, esa habitación estallaría en sonidos terriblemente altos... en la gran sala el tiempo se detiene... todos los presentes no mueven ni un pelo, quedan congelados en sus lugares con caras de perplejas y asustadas. Me estoy muriendo de la verguenza...

Voy a matarte Tim!!!!

Reacciono por dos segundos y busco su hermosa cara entre los presentes. No está... No te prometo nada... esa es otra parte del mensaje... Lo recordé.

Voy a matar a Tim....

Con las manos temblorosas, empujo la puerta y salgo con lentitud por la gran abertura. Una vez que salgo mi celular suena... un mensaje de Tim: Cambio d planes... los d mi nivel asaltarn el comedor = 0 privacidad... Te veo en el banco del patio. Le gruño al celular y ya molesta, me dirijo al patio con paso acelerado.

...

- hola Pass - me saluda acercandose a mi. Lleva puesto su unifrme negro, pero debajo del mismo, en vez de usar una camisa blanca, lleva una rojo sangre puesta. Supongo que ese color tan pasional, furioso y arrollador lo ayuda a demostrar que está contra el sistema, el sistema que le han impuesto toda su vida. - me alegra verte...

Lo miro indignada, o trato de hacerlo, porque esos ojitos triztones y negros me pueden más que nada. cierro mis puños y golpeo su pecho con suavidad empujandolo.

- Te odio Tim - me quejo golpeandolo - como no me dijiste antes lo del comedor!!!??? - lo miro furiosa - no tienes idea de la verguenza que pasé!!!!!

Me toma por las muñecas y tironea hacia él, hasta que quedo pegada a su cuerpo cálido y atletico. Sus manos se enroscan en mi cabello y las mías se apollan en su pecho mientras escucho latir su corazón.

- en verdad me odias? - pregunta sujetandome entre sus brazos... su voz se siente tan... desganada, apenada... pero a la vez tan dulce que me empalaga el corazón.

- si... - miento y río levemente, me separo un poco para ver su rostro marcado por la soledad. - sabes que no es cierto... - lo abrazo con fuerza rodeando su cintura con mis brazos.

- no mientas con cosas tan importantes - me reprende despeinando mi cabello - me asustaste...

- eres extremista Tim - le digo alejandome de él y sentandome en el banco de plaza.


Se queda parado viendome y suspira. Se pasa la mano por sus cabellos de forma seductora, aunque sé que no lo hace a proposito.


- no, no soy extremista... - niega acercandose y se sienta a mi lado - pero, creí que ibas a desearme suerte - había algo divertido y seductor en su voz y sus ojos, pero ni un atisbo de una sonrisa.


-buena suerte Tim - enrozco mis dedos en sus lijeramente largos y muy sedosos cabellos negros. Acerco mis labios a su boca deseable y lo miro a los ojos. Aún no puedo creer que tengo tanta suerte!!! aún no creo que le guste y que sea... tal vez me precipito mucho, pero que más da!! la vida es corta y a disfrutarla!!!


Me gusta que seas mío...


- si vas a besarme, por favor que sea ahora porque estoy muriendo... - susurra inclinando la cabeza hacia mi.


Me muerdo el labio... lo deseo tanto... más que a nada. Me estiro lo más que puedo y alcanzo a rozar sus labios con los míos.


- me quedas peque princesa - susurra enroscando sus brazos alrededor de mi cintura, estrechandome más contra él.


- eso es porque no hagachas la cabeza... - musito tironeando de él hasta quedar a mi nivel. - mucho mejor no crees???


Sus labios besan los míos con calidés. No puedo pensar en nada... quién quiere pensar cuando se está besando con un chico con cuerpo de modelo de ropa interior????? Cierro mis ojos y me entrego al movimiento de sus labios contra mi piel. Siento como sus manos se deslizan por mi espalda y sus labios recorren mi cuello en besos sutiles y tiernos. Ok, él está haciendo todo el trabajo y eso me agrada... Abro los ojos de golpe...


Su celular suena, ya he comenzado a odiar a ese hermoso aparatito chato con pantalla tactil, televisión, entrada wi-fi, y 20.000 aplicaciones más!!!!


Timothei suspira y besa mi frente. Luego saca su ceular y mira quien lo esté llamando. Una expresión molesta invade su rostro y lugo corta, por lo que el celular deja de sonar. Me acerco a él y beso su mentón. Me percato que nada de lo que yo pueda hacer va a sacarle esa muca molesta y preocupada, por lo que supongo que debo dejar de intentarlo e irme... Sé que a él le gusta estar solo cuando piensa, así que lo mejor para él va a ser que me valla.


Me levanto y me inclino para besar sus labios de una forma que le de ánimos para el resto del día. Lo salludo con la mano y tomo mis cosas.


- hasta mañana Tim... - lo miro y me acerco una vez más para besar su rostro - Te quiero... no lo olvides...

...

Hoy es el examen de Tim, y yo no tengo clases... casualmente nos dieron el día libre, por lo que aprovecho para saludar a Tim antes de que entre a clases. Me levanto super temprano y me envuto un jean azul y una polera color tierra. Encima me pongo un poncho marron de cuello largo, hoy hace un frío gelido y unos guantes negros, de esos que llegan hasta el codo.

Desayuno super rapido y corro al baño a lavarme los dientes. Luego bajo las escaleras y tomo mis llaves y mi celular, que no para de sonar sobre la mesa del comedor. miro la pantalla del armatoste de la era de las cavernas (mi celular no es de lo más moderno que digamos, pero por lo menos me entra en la mano...) y leo, Tim llamando. Contesto:

-hola tim - digo caminando hacia la puerta.

- hola corazón... - hace una pausa, del otro lado hay gran barullo - solo quería avisarte que ya llegué al liceo.

-ok, yo ya estaba saliendo... - le contesto poniendo la llave en la cerradura.

- encerio? - parecía asombrado - en verdad Paschaline, no es necesario que te levantes tan temprano, no lo vale...

La verdad que es una tarea titánica levantarse temprano un día de semana, que está gelido el clima y en el que no tienes clases... pero quiero remendar un poco lo que pasó ayer, osea, Tim tiene un problema que no me quiere decir... lo conozco.. eso creo. Bueno, la cosa es que siento que ayer las cosas no quedaron bien entre nosotros y quiero remendarlas...

- si lo vale, además, ya me levanté no?

- ok, te espero... - su tono es resignado. Luego corta.

Guardo mi celular en el bolsillo y salgo de la casa. Me paralizo un segundo, todos los del nivel especial están ahí...

-Ok, fuera pánico - me digo a mi misma con voz temblorosa.

Tomo aire y bajo los escalones de la entrada. Salgo por la alberja de hiero color negro y cruzo la calle. Busco a Timothei con la mirada y no puedo evitar sonreír cuanado lo veo a unos cuantos metros de mi. Muchos chicos y chicas nos separan, por lo que comienzo a abrirme paso entre la multitud. Dë repente me choco con la espalda de alguien. Cuando el chocado se gira me sonríe, es el rubio de ojos celestes que me cruce la otra vez en el cine cuando esperaba a Paloma que habçia ido a comprar el pop. No recuerdo su nompre, Jacobo creo...

- que sorpresa! - exclama con una sonrisa compradora - te acuerdas de mi?

- si, tu erës el engatuzador profesional! - ok, se me escapó eso... lo acepto.

El aludido me mira sorprendido y un poco de rubor cubre sus mejillas. Me siento culpable...

-lo siento, no quise... tu nombre es Jacobo o Jacob no? - trato de remendar un poco las cosas, pero no tengo muchos resultados.

- Mi nombre es Jackovi, Pascualina - esto va de mal en peor... su tono es apenado y me mata...

miércoles, 17 de febrero de 2010

Especial atrasado de San Valentin (parte.b y última): Bajos Instintos Cap.10


Por Timothei:





Esta es la última imagen clara que tengo de Paschaline y yo en su casa... Lo demás, son como fogonazos. Pero solo puedo pensar en lo que pasó antes...

Pelicula mental de mis recuerdos:


Sus labios, los míos... estrechandola contra mi por la cintura hasta sentir los latidos de su corazón contra mi piel... la penumbra de su sala de estar... sus manos ciñiendose en mi cabello y jalandome más hacia ella mientras sus labios se mueven con un dejo de desesperación..

Nos separamos y me recuesto en el respaldo del sillón, no puedo hacer más que suspirar y tomar su mano para entrelazar sus dedos con los míos... Estoy tan... Tan feliz! Nunca me había sentido así... tan... libre. Será porque es la primera vez en 15 años que hago lo que quiero, cuando quiero y como quiero... Nada ni nadie me pedía que la besara, pero yo quería hacerlo... y se sintió tan bien...

- wow... - suspiro mirando el techo. Miro de refilón a Pascha, ella también me mira y sonríe. Sonríe de una forma tan calida que creo que el corazón se me derrite de afecto... Si, la quiero... me gusta... Tal vez exageré un poco cuando dije que me gustaba mucho... en realidad, no se porque siento todo esto si apenas me gusta y no la quiero...

Deja de engañarte Timothei y acepta la verdad..., me dice mi mente pero no quiero escucharla... yo sé que solo me gusta un poco y de quererla... casi nada. Por lo menos... trato de convencerme de eso...

Me giro mejor para verla y me quedo quieto, solo quiero disfrutar el momento antes de que empiece a cuestionar todo esto... Pero... Sus labios comienzan a subir por mi cuello hasta encontrar los míos y besarlos con... Pasión, parece que la vida se le fuera en ello. sus brazos se enroscan alrededor de mi cuello y me tironean.



Esto es atracción fatal...

Simplemente, no se lo que estoy haciendo, no mido lo que hacen mis labios o la fuerza con la que mis brazos apretan su cuerpo contra el mío. Mi mente no quiere funcionar en este momento y por eso, le dió el control de mi cuerpo a mis instintos más bajos... Un completo error. Mi brazo derecho se enrrosca alrededor de su cintura y la mano libre se aferra a su pierna... La atraigo hacia mi con lentitud mientras mis labios recorren su cuello...

Lo que siento... lo que siento no tiene sentido. Es una mezcla rara, atracción física, decepción, ira, deseo, tristeza, felcidad... algo a lo que no quiero ponerle nombre. Siento una extraña electricidad cuando mis labios recorren su piel... Me separo de ella para verla mejor, su rostro luce muy hermoso, no interesa lo despeinada que pueda estar o que tenga las marcas negras de sus lagrimas sobre las mejillas coloradas, frente a mi vista sigue siendo preciosa. Sus manos se deslizan por mi rostro y bajan hasta a ferrarse en mi camisa con fuerza. Sus ojos se funden en los míos, en ellos hay algo que no puedo desifrar... me limito a creer que siente algo parecido a lo que yo siento. Sigo arrastrandola más hacia mi, hasta el punto que me percato de que está acomodada sobre mi regazo. Su mano derecha su funde en mis cabellos mientras la otra sigue aferrada en mi camisa con tal fuerza que parece querer arrancarla tela de a pedazos. En este exacto momento, me percato de la verdad y por más que no quiera debo aceptarla, la quiero... la deseo... siento que sus labios me gritaran que los besara... y llegando a esta conclusión, mis cimientos comienzan a derrumbarse... Mi primer pilar: el odio, cae con estrepito y se choca con el segundo: la soledad, que se hace trizas en cuestión de segundos.

Solo me quedan 3 pilares... y se que será cuestión de días para que todos caigan y tenga que reconstruir toda mi estructura con un plan nuevo... De repente me siento debil, tengo tanto para hacer y tan poco tiempo... No puedo confiar en nadie más que en Jacko, pero nisiquiera a él puedo contarle todo lo que está pasando... Nececito alguien en quien apollarme.. nunca creí que fuera a precisar con tanta urgencia algo como eso, siempre pude solo, jamás... para qué pensar en lo que nececito si la respuesta esta frente a mi? Pascualina... esa personita dulce y alegre que de un tiempo para acá cambió algo en mi interior... Desde el principio, cuando casi la pierdo y me pierdo, me di cuenta que ella siempre será un factor importante, que la nececito para estar en equilibrio...

Me percato de que todavía me mira con sus ojasos esmeralados. Me sonríe con calides, pero hay una cuota de inseguridad en sus labios rosados. Mi cabeza se inclina sobre su pecho con pesades...

Fin de la pelicula mental.

Con respecto a lo que pasó después... Alquilamos una pelicula y terminamos viendola en su cuarto arrepollados sobre un puf amarillo. Pero solo son fogonazos que siempre voy a recordar. Ahora, una semana después, estamos los 2 recostados en mi cama escuchando música.

- en que piensas Tim? - me pregunta ella.

La miro a los ojos en la penumbra.

- nada importante. - mis labios rozan su frente, desde hace 8 días que mi vida es un hermoso sueño.

- te quiero... - siento su aliento sobre mi cuello y sus manos en mi espalda.

- yo también... - es lindo, se siente bien decirlo de verdad, cuando de verdad sientes lo que dices. - no sé que haría sin ti...

Suspira entre mis brazos y se acomoda. De fondo a la escena, se escucha una cancion de paramore : that's what you get. Concuerdo del todo con la canción, por más que eso me signifique más problemas... Por el momento, prefiero creer que la felicidad que tengo ahora durará por siempre...




------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Disculpen que es corto. Pero no quería revelar más de la cuenta...
Este fue el final del especial atrasado de San Valentín, espero que les halla gustado leerlo como a mi me gustó escribirlo y...

Feliz día de San Valentín atrasado!!!! ojalá la hayan pasado de corazones con sus... SANVALENTINADOS!!!!! becchooosss!!!! Wolfie!!!!

martes, 16 de febrero de 2010

Especial atrasado de San Valentin (parte.a): Por culpa de los benditos zapatos Cap.9

1 mes después...





Hoy es 24 de mayo... son las 18:23 horas con 47 segundos... ahora 49... y Tim, no llega. Para matar tiempo me pongo a pensar en lo que ha ocurrido de un mes hacia aqui... Mi colapso mental, despertarme y ver a Tim llorando a mi lado, enterarme de que él resulta ser el haijado de mi difunta madre y que mi madrina era la madre de Timothei, oh... no hay que olvidar que jamás me mensionaron nada de eso... y también, conocí a un engatuzador profesional que si no mal entiendo se llama Jacko o Jacobo... bueno, es un nombre raro.

18:26... solo han pasado 3 minutos!!!!!, pienso con tono histerico caminando en circulos alrededor de la mesa del comedor. Creo que he dado tantas vueltas que las baldosas del suelo comienzan a gastarse...

Tengo que hacer algo pronto o colapsaré otra vez... Repasemos, cartera: lista, llaves: listas, celular a la vista por si Tim llama: listo, ventanas cerradas: listas, luces que no presiso apagadas: listas, puertas bien cerradas: listas, maquillaje leve que resalte mis ojos y los contornos de mi rostro: listos, ropa perfectamente arreglada: lista, última mirada al espejo de cuerpo entero del baño para comprobar que todo con respecto a mi este listo: ...

Ok, tengo algo para hacer.

Subo las escaleras corriendo y me meto al baño de un salto. Suspiro y me miro al espejo: el baño de crema con extractos de miel que le hice a mi cabello funcionó, mi cabellera luce docil y brillante (lo que quería, bendigo a la revista que tenía la receta de este tratamiento), la tonalidad rosacea transparente de mi brillo labial deja mis labios con el volumen justo y necesario, la sombra oscura y el delineador negro hacen magia para que mis ojos parezcan 2 piedras preciosas, la ropa... solo dios sabe las horas que pase eligiendola... Primero, me pasé con paloma por el centro comercial en la mañana y estuvimos 3 horas para elegir el bendito chupín de jean negro con tachas plateadas. Luego tuvimos que elegir el cinto, otro problema, ninguno de los que había en la tienda o en todo el centro me gustaba, lo resolvimos pidiendole prestado uno a la mamá de Paloma que es como una cadena plateada que se engancha con un simbolo de la paz y queda sujeto de tal forma que no se suelta. Solucionado el tema de las compras, volvimos a casa a elegir lo demás... Tarea titánica... Comenzamos vaciando mi ropero, me probé poleras blancas con diseños negros, luego camisas negras, blusas, buzos, vestidos cortos... nada, nada me convenció. Lola y yo asaltamos su casa, vaciamos su ropero y nada, nos disponiamos a vaciar el de su madre cuando Letizia (la mamá de Paloma y mi segunda madre) nos detuvo... Tengo lo que necesitas... esas fueron sus palabras. Puso delante de nuestros ojos un polera blanca de cuello caido que del lado de adelante dice: I'm a great (el great va tachado y debajo dice Bad) angel y del lado de atrás tiene un complicado diseño de alas de angel, los trazos son en color negro. así quedo asegurado eso, pero faltaban cosas cruciales: los zapatos, los accesorios y el abrigo (con una sensación térmica de 12ºc. no puedo salir a la calle con una simple polera de algodón...). Zapatos... de todo, lo más facil... Elegí unas plataformas negras de terciopelo (las que aparecen al principio) que me regalo un tío que solo aparece cuando hay casamientos, nacimientos, bautismos, velorios y cumpleaños... Tipo raro. Accesorios: unos aros de plata que eran de mamás, un brazalete que dice mi nombre que compré en una feria de artesanias, un bolso negro cruzado de Paloma y lo más importante: el brazalete de la amistad de Paloma, son los DO DA DOO que se compran online, Lola se quedó con el mío y yo con el de ella, así será como si me apollara con esto. Abrigo: simple y claro, mi chaqueta de cuero de la suerte, no hago nada importante sin ella.

Un sonido lejano me aleja de el repaso por el espejo...

El timbre.

Apago la luz, bajo como un torpedo y respiro hondo, ya llegó. Miro la hora: 18:30, media hora tarde... Abro la puerta llena de nerviosismo... Lo único que veo es un ramo kilometricamente grande de Jazmines que despiden un aroma de ensueño. De detrás del gigantezco ramo aparece el rostro de Timothei con una extraña sonrisa en su ojos, no en sus labios. Lo observo de arriba a abajo, es tan hermoso... Parece que los All Star rojos fueran su ley, lleva puestos unos pantalones negros entubados , una remera negra lisa de manga corta y una camisa del tipo escocesa roja y negra que lleva abierta y remangada, dejando ver sus fornidos brazos.
Me mira on los labios entreabiertos... acaso no le salen las palabras??

- E-E-Estás preciosa... - sus ojos recorren mi figura parada en la entrada. Se adelanta unos centimetros y besa mi mejilla - ten, creí que iban a gustarte más que las rosas... - pone el ramo de jaszmines entre mis brazos.

Lo miro sonriendo, no puedo creer que halla recordado que adoro los Jazmines en especial cuando se lo dije una sola vez y hace muchos días, más de tres semanas... creo.

- gracias... - susurro mordiendome el labio, quiero besarlo - pasa por favor, seguro te estás congelando.

Huelo mi nuevo ramo de flores y me dirijo a la cocina a buscar un florero o algo donde ponerlas. Escucho como se cierra la puerta de la entrada y pasos dirigiendose a mi, yo por mi parte sigo poniendo los Jazmines en un viejo florero que tenía unas rosas secas. Timothei me abraza por la espalda y apolla su cabeza en mi hombro, respirando sobre mi cuello y acariciando mi mentón con sus labios suaves y tibios. Me derrito.

Esto es el cielo...

- siento llegar tarde - besa mi mejilla con dulzura - tuve unos... inconvenientes en casa y no pude avisarte...

- no hay problema - a ti te perdono cualquier cosa Tim.

Dejo el florero en la mesada de la cocina y me giro para verle el rostro. Se ve tan hermoso... No puedo hacer más que tomar su rostro entre mis manos, mis labios suspiran por los suyos. Mi mirada se claba en sus labios y olvidan lo demás... De repente se muven con rapides pronunciando palabras que no oigo bien, solo capto algunas: vamos, tarde, llegamos, cine... lo junto todo y llego a la conclusión que su palabras fueron: vamos que se nos hace tarde o no llegamos al cine... Me separo de él y lo miro un poco desilucionada... yo quiero beso, no cine!

Apago la luz de la cocina y tomo mi bolso, me lo hecho al hombro y me dirijo a la puerta sin decir palabra. Parecía evitarme, nada le costaba darme un pequeño besito en los labios si hubiera querido... ya estoy molesta... y la cita, mi primera cita ha comenzado como un desastre total. Siempre soñé que un día como hoy no lo olvidaría nunca, que siempre lo iba a recordar como un momento hermoso de principio a fin, pero esto es muy diferente, horrendo desde el principio por la culpa de mis impulsos y las dudas del tonto de Timothei...

Siento los brazos de él rodeandome la citura. Me hago la indiferente, simplemente no puedo aceptar que incluso sabiendo que ha llorado por mi cuando estaba colapsada no quiera besarme!!!! eso me supera. Me hace sentir mal, fea... me baja el autoestima.

- qué te sucede? - me pregunta besando mi mejilla pero lo esquivo, por lo que sus labios rozan el aire. - Paschaline... - sus manos se retiran de mi cintura y toman mi rostro - que hice ahora?? - sus ojos me perforan apenados y hace un pequeño pucherito con sus hermosos labios. Eso siempre me deja mal... con culpa.

- nada - le niego soltandome de sus brazos y alejandome para abrir la puerta. Una vez que lo hago lo miro, está sentado en el sillón de la entrada con los codos apollados en las rodillas y su rostro entre sus manos - no habías dicho que debíamos apurarnos... - le digo con tono eséptico.

- soy un desastre - susurra sin despegar su rostro de sus manos - ya sé lo que hice mal... pero entiende algo princesa - suspira y se recuesta en el respaldo acomodandose mejor. con su mano le da unos golpesitos al sillón a su lado para que me siente junto a él.

Niego con la cabeza, por más que lo adore no voy a ceder tan facil, aunque luego me arrepienta. Suspira y se levanta para acercarse a mi con ojos seductores. Toma mi rostro entre sus manos.

- pascha yo... en verdad... - parece buscar las palabras exactas - sabes que eres la primera cierto? sabes que jamás tuve... tiempo ni ganas de... bueno, tu sabes...

Cierto, Tim es un maldito puritano por elección...

- si, lo sé... - le acepto, solo voy a ceder en eso.

- no tengo ni idea de que hacer! - exclama mirandome apenado - no tienes idea de la verguenza que me da decirte esto...

- no es que no sepas o nada parecido, a fin de cuentas, tu también eres mi primera cita... - no tengo pensado decirle porque estoy molesta, pero una excusa tengo que poner.

- por qué te enojaste entonces??? - me preguntó abrazandome. - por qué? qué hice mal?

Como podré explicarle esto, porque no me lo aguanto... cuales son las palabras... Me dejo guiar por los impulsos y dejo de lado la chica segura que trato de ser.

- Tim, yo te gusto? - le pregunto con voz temblorosa.

Me mira unos segundos, demasiados segundos, deben ser unos 5, los suficientes para pensar que decir, lo que es malo, muy malo... repaso las palabras de Paloma: - Escuchame, si le preguntas si le gustas y tarda más de 3 segundos en responder, preocupate... Cualquier chico que este seguro de lo que siente, dira que si al instante o, también puede decir no.

Lo miro indignada, como puede...? Me desentiendo de sus brazos, de su mirada y salgo a la calle corriendo. Estoy bajando los escalones de la entrada cuando me tuerzo el pie, no estoy acostumbrada a usar plataformas, caigo al suelo y termino de boca en el piso, claro que salvo mi cara apollando las manos en el suelo. Me carcome la verguenza, quiero desaparecer de ahí, esconderme en mi cuarto y no salir más. Timothei sale como un torpedo y me encuentra sentada en el piso con las lagrimas corriendome por el rostro, de seguro luzco horrible, la sombra y el delineador se me habran corrido manchandome el rostro y mi cabello debe lucir alborotado y despeinado.

- Pascua... - susurra él acercandose. Me toma en brazos y me lleva hacia adentro. me sienta en el sillón y vuelve a cerrar la puerta, esta vez con llave. se sienta a mi lado y me abraza con fuerza. A pesar de todo lo quiero tanto...
- dudaste... Timothei, dudaste... - me separo de él y trato de mirarlo, pero las lagrimas me empañan los ojos. - no tengas miedo de decirmelo, solo hazlo, si no te gusto solo sueltalo y lo aceptaré... lo soportaré, por más que me duela y...
- espera... qué!? - exclama sosteniendo mi rostro entre sus manos - todo... era por eso? Pascualina yo no me cuestiono lo que siento por ti, y nunca le puse nombre a esto... por eso tarde en responder, estaba poniendole un nombre a todo lo que me ha pasado contigo - hace una pausa y besa mi frente - te quiero... te, te... me gustas, mucho
Mientras escucho sus palabras, mi corazón comienza a latir a 1000 por hora, definitivamente, él es lo mejor que me ha pasado. Una de sus manos se desliza hasta mi cintura y la otra sostiene mi cabeza ciñiendo su puño alrededor de mi cabello. Esto lo veo en camara lenta, mis manos se deslizan hasta su cabeza y se hunden en su cabello despeinado y calido, lo veo acercarse realmente lento... su dirección son mis labios...
por fin...
Sonrio, pero no tengo mucho espacio porque sus labios ya estan rozandose sobre los míos. Siento una deliciosa electricidad en la piel donde él me toca ¿hay algo mejor que esto? no, no lo hay... Ahí empieza lo bueno... Sus labios se mueven inseguros sobre los míos, pero con relación a mi, mis labios se mueven con desesperación... Su brazo se aprieta más contra mi cuerpo y su mano en mi cabello me empuja más hacia él, creo que ahora el desesperado es Tim... De repente la mano que sostenía mi cabeza se suelta y Timothei se aleja recostandose en el respaldo. Yo por mi parte hago lo mismo y miro el techo, me percato de que respiro entrecortadamente y mi corazón está como loco (mucha emoción por hoy). Miro a Tim de refilón, también mira el techo, pero el suspira como si estuviera en un sueño... todo él es de ensueño... La mano que estaba en mi cintura se desliza hasta tomar una de las mías, entrelaza sus dedos con los míos, estoy en las nubes...

jueves, 11 de febrero de 2010

Flashbacks que Duelen en el Corazón Cap.8


Por Timothei:



Estoy sentado a su lado, tomando su mano tibia entre las mías... Se ve tan fragil... Una vez más revivo ese momento: verla caer y sentir una sensación perforante en el pecho, un dolor que indicaba que la vida se me escapaba de las manos...

Pero para entender mejor lo que pasó, tengo que analizarlo todo...
Flashback:

Camino con Jacko por los pasillos del liceo, hablamos de tonterías, Jacko me está contando lo lunática que es una chica que conoció en la biblioteca y con la que salió hace poco. Se ríe recordando lo loca que está y yo lo escucho sin muchas ganas. De repente para con las carcajadas y mira fijamente un punto al final del pasillo.

- te están ganando Timo... - susurra viendo fijamente dos figuras que están practicamente pegadas.

Las observo y no tardo en comprobar quienes son: Pascualina y ese chico con el que siempre estudia. Una oleada de rabia me azota sin piedad alguna, siento ganás de usar mi verdadera fuerza y que no quede rastro de ese...

- tomatelo con calma Timothei - me recomienda Jackovi

- tomarmelo con calma? - los dientes me rechinan y tengo los puños cerrados y apretados con todas mis fuerzas para resistirme... no puedo abalanzarme sobre ese chico. - quiero matarlo...

- si lo matas, tendrás que esconder el cuerpo, conmigo no cuentes... además, la causa de muerte sería muy extraña no? - me dió un codaso en las costillas.

- odio que me den codasos... - lo amenazo lleno de ira.

- lo sé - dice con simplesa - muy bien semental, ve por tu hembra!

Giro la cabeza lentamente conteniendo la ira y lo miro.
- no es Mi hembra - le aclaro

Pone los ojos en blanco y se muerde el labio inferior con sarcasmo.

- si, si... como digas semental...

Camino con paso descidido hacia Pascualina, no tengo un plan, solo quiero alejarla de él, si tiene que ser de alguien, mejor que sea Mía...

La tomo del brazo con delicadesa y la tironeo hacia atrás. En cuanto la he alejado de el otro, la envuelvo en mis brazos con recelo. Pasan unos segundos y levanta el rostro, no se sorprende al verme, me observa con interes, la miro a los ojos. Me veo reflejado en los suyos y siento pena de mi mismo... Medito unos segundos lo que quiero hacer y lo que debo hacer... Debo alejar a pascualina de ese...

y quiero desaparecer a su acompañante...

Me inclino hacia Paschaline y beso con delicadesa su tibia mejilla, no se siente tan mal hacerlo...

- hola, princesa.. - le susurro mirandola profundamente

Miro a ese chico con el que pascua estaba antes con una mueca maliciosa, quiero darme unpequeño gustito... Siento que Pascualina se acurruca mejor contra mi pecho... me prefiere a mi.

Gané, pienso de forma macabra...

No me responde, solo se queda pegada a mi, supongo que no le ha pasado nada malo.

- me alegra que estés bien... - la estrecho más contra mi y beso su cabello, todo por ver la cara pasmada de ese chico de ojos celestes...

y el golpe de gracia...

- te extrañe, mi dulce paschaline...

- no te creo - musita pascualina entre mis brazos, unde su rostro en mi pecho - como estás? - me pregunta con tono dulce.

Pienso en el completo caos que ha sido mi vida en los últimos 8 días, Alaric y su tribu de decerebrados, mi padre y sus irreversibles traumas mentales con respecto a mis sentimientos por Paschaline, Jacko con su insoportable empeño en que me enamore de Pascua y viviendo en mi casa porque su padre lo hecho de su casa (es como la octava vez que lo hecha y como lo cuarta que lo deshereda), elina que me dice que me ama, los examenes que se aproximan y para colmo: Me la he pasado pensando que voy a hacer si Pascualina se enamora de mi, porque comienzo a creer que ella no es tan, tan mala... con un tan alcanza.

- he estado mejor - le confieso con un tono cansado que detesté, si no puedo ocultar mis sentimientos con ella, estoy perdido.

Se separa de mi unos 20 cm. apollando sus manos en mi pecho. Me mira con el ceño fruncido y sus labios se apretan un segundo demostrando preocupación.

- Nada en lo que puedas ayudarme Pascua... - suspiro por lo enorme de la mentira que acabo de decir, si ella no existiera yo sería feliz y no tendría ni la mitad de los problemas que tengo.

Me mira con los ojos como dos globitos esmeraldas brillantes. en este momento daría lo que fuera por saltar de un puente...

- dime Pass, - me susurra perforandome con la mirada - Pascua no me gusta.

. como quieras Pass - me percato de que el tonto sigue ahí, por lo que estrecho a Pascualina más contra mi, espero a ver la expresión del rostro del chico y luego la suelto. Sonrío por dentro con maldad, un empujoncito más de mi parte y él jamás le volverá a hablar... - Siempre serás mi Pass...

Daría lo que fuera por saber que está pensando la chica que se acurruca en mis brazos...

El decerebrado que aún nos mira pasmado no se mueve ni un apice, algo tengo que hacer, parece no estar dispuesto a hacerme las cosas más faciles...

- Paschaline? - la llamo soltandola - puedes presentarme a tu amigo? - le sonrio al chico con malicia y giro a Pass hasta quedar de frente a uno de mis tantos problemas.

Apollo mis manos en sus hombros, aunque no lo nota porque está demasiado concentrada pensando en que hacer... Le doy un leve empujón en su pequeña espalda para que reaccione. Funciona. Me toma del brazo y tironea un poco, pero mi mente vengativa gana y me suelto para tomar su mano con la mía y entrelazar nuestros dedos. Me mira de refilón llena de dudas y se muerde el labio, no sabe que hacer.

- Teo, él es Timothei mi... - se queda callada, lo sabía, no tenía planeado esto. Apreta mi mano contra la sulla y respira hondo - mi amigo... - me mira en busca de apollo - Tim, él es Teo... recuerdas que te hable de el???

Mentirosa... nunca hablamos, y cuando hablamos no es de tus ¨amigos¨...

- ahh... cierto, es el que te ayuda a estudiar... Pass me dijo que se llevan muy bien

Pascualina frunce el ceño y me mira de refilón. ¿¿¿¿ahora que hice mal????

Teo me mira de forma desagradable, me odia... y eso me encanta! porque de esa forma no va a acercarse a la persona que sostiene mi mano con fuerza. Lo miro con unos ojos diabolicos, sabe que con Pascualina no quiero nada bueno, pero también sabe que no puede hacer nada... Eso va a torturarlo por unas horas, tiempo suficiente para mi.

- Que tengas buen día, Teo - le digo con tono detestable para que se vaya

La venganza y lo perverso de mi se está apoderando de mi mente cansada y extenuada, las horas que no dormí ayer en la noche me está pesando en mis pensamientos... Un codazo, lo que me faltaba. Odio los codazos, los odio desde que un chico me dió un codazo tan fuerte que me hastilló una costilla y esta última me perforó el baso, generandome una gran emorragia por la que casi muero... Esto sucedió hace 8 años... y ahora, ella me codea. Inconcientemente la miro con ganas de matarla, por un segundo le demuestro lo que en verdad he sentido por ella todos estos años: odio, ira, envidia, celos, odio, más odio e ira...

qué he hecho?!, pienso al ver como un pequeño temblor recorre su cuerpo y agacha la cabeza... Me tiene miedo... teme que la lastime...

Una gran angustia recorre mis venas, y todo se intensifica al ver su imagen: varios temblores azotan su cuerpo, está pálida y fría, unas gotas de sudor frío brillan en su frente, sus ojos están nublados por el miedo y opacos... rozo su mejilla con los dedos y tiembla mientras cierra los ojos con fuerza. tomo su rostro entre mis manos. Miro su rostro, como puede ser que un ser tan dulce y fragil pueda ser tan malo??? no, no puede ser... y eso me pone los bellos de punta... La abrazo con fuerza y siento su corazón repiquetear debajo de su piel, sigue temblando con fuerza. Se remueve entre mis brazos mirando hacia todos lados la sostengo contra mi acariciando su cabello, tal vez eso pueda calmarla un poco... pero solo consigo que me mire con ojos desquisiados y llenos de pánico. La apreto fuerte entre mis brazos y me agacho hasta apollar mi mentón en su hombro...

- Paschaline... - le digo lo más dulce que puedo, creo que su angustia es tan grande que me la está pasando a mi - lo siento. - suspiro a punto de comenzar a generar un diluvio con mis lagrimas - yo no quise...

Al escuchar mi voz deja de temblar y parece entrar en un complicado trance... sus manos se deslizan por mi pecho y suben hasta tomar mi rostro. Me obliga a mirarla a los ojos, pero no quiero hacerlo, presiento que algo va a pasar... no quiero herirla... y si no la empujo con fuerza no podré soltarme, así que me resigno a verla, sus ojos lucen como 2 luciernagas luminicentes, su tacto es cálido y electrico.... Siento un zumbido en mi cabeza que me hace gemir de dolor, ella ya comezó... y no piensa detenerse...

Saco fuerzas no sé de donde y la tomo por las muñecas, la alejo de mi lo menos violento posible y el zumbido se va... dejando atrás el dolor. Siento un gemido lastimero...

- Pascualina... -la veo retorserse de dolor, sabía que esto iba a pasar, pero jamás creí que fuera ahora y de ésta forma... Colapsa, colapsa delante de mis ojos... el ezfuerzo que le genera realizar este tipo de cosas en estas condiciones es sobrenatural...

Se escurre de mis brazos y cae al suelo, mi único consuelo es que perdió los sentidos, por lo que el golpe no puede dolerle...

- Paschaline!!! - gritó una y orta vez hasta que mi garganta arde de dolor. No me escucha. El pánico me ataca cuando un dolor en el pecho me perfora... está muriendo, y yo voy a seguir el ejemplo de mi madre... no tengo muchas fuerzas, por lo que hago mi ultimo esfuerzo y la tomo en brazos... me cuesta respirar... el proceso termina...

Logro llegar a la casa de Pascua y toco timbre...

- atiendanme, atiendanme... - sollozo con el dolor en el pecho y la falta de aire latente.

Fin del flashback...

Respiro hondo y aprieto aún más su mano inerte contra la mía. En estos momentos lo único que deseo es que despierte y me mire con sus ojos encantadores que detesto y que además, me abrace para que pueda desear saltar de un puente... No quiero que muera... no quiero morir... Por más que la odie no consigo estar si me falta, no quiero que desaparezca por más que eso solucione mis problemas.

No me guardo las lagrimas, no puedo contenerlas, no quiero contenerlas... cierro los ojos y de ellos comienza a diluviar un mar de lagrimas. En la habitación lo único que se escucha son mis respiraciones entrecortadas y los maullidos lastimeros de Eclipse, que maulla con voz desgarrada en el marco de la ventana. No puedo aguantar distancias, no puedo contenerme... Me lanzo sobre el cuerpo inconciente de Paschaline y la abrazo... no puedo resistir. Hundo mi rostro en su pecho y lloro... lloro por horas enteras de impotencia... incluso en mi condición no puedo hacer nada, y eso me mata, me derrumba por dentro.

- Lo siento... - susurra una voz a la vez que una mano se apolla en mi hombro.

Me giro y encuentro a Jacko vestido completamente de negro, por lo que me cuesta distinguirlo en la penumbra del cuarto.

- Era una chica extraordinaria... - apreta los labios con expresión de Pésame - yo lo sé porque la observaba a menudo y...

- Jacko, aún no ha muerto - lo miro con horror - esta en coma... su mente colapso...

- tu padre me dijo otra cosa.... - me miró y se sentó en una mesedora a mi lado - por que colapso?

- hizo lo imposible... Jacko, el momento se acerca... - miro a Pass, su expresión es de pura paz y tranquilidad. Entrelazo sus dedos con los mios.

- tranquilo Tim, ganaremos esta batalla... - me sonríe - inventaremos un plan

- no me preocupa la batalla... sino la guerra... Podría tardar años...

Me mira y se levanta para tomar a Eclipse en brazos y volverse a sentar.

- Tal vez tengas que resignarte a quererla - me susurra con una sonrisa.

- tal vez - le consedo un lugar a la duda - tal vez...
Esto es muy importante!!!!!

Hubo un error en el blog, por lo que el capítulo que acabo de publicar no aparecera como el primero...

Si quieren leerlo tendrán que buscar en el indice del muro: Colapso mental Cap.7, es ese... aparece en el mes de enero...

besos!! wolfie!!!!

sábado, 6 de febrero de 2010

Cansada de ti!!!! de esto!!! de todo!!! Cap. 6


Definitivamente esa es la especialidad de Timothei: dejarme llena de dudas. Pues tengo algo en mi que dice que no confíe en él, y por otro lado, el resto de mi me dice que me acerque a él; es una gran complicación lo que siento... Nada tiene mucho sentido en realidad, y lo único que me parecía lógico ya no lo és.

- Te apuesto lo que quieras a que estás pensando en Timothei - me susurra Paloma, no me había percatado de que estaba ahí... Cómo llegó a mi cuarto?

- cómo...

- crucé la medianera, entré por el sótano, subí las escaleras, cruce el vestibulo, otra escalera y aqui estoy... - responde a mi pregunta mental.

La miro de refilón con una sonrisa. Siempre llega justo cuando la necesito.

- los vi por la ventana de mi casa... - comenta tomando a Eclipse en brazos y sentandose en mi cama a mi lado. - Timothei... es enigmatico... sexy...
- si tu lo dices...
- tienes un humor de perros hoy... alegría! Tienes dos bombones sexys detrás de ti!!!

- y cuál es el segundo si se puede saber? - de repente me siento cansada... aunque no sé si es cansancio o que no tengo ganas de hablar...

Paloma pone los ojos en blanco y suspira...

- TEO!! obvio.... - exclama rascandole la pansa al gato negro, que ronrronea fuertemente.

- Teo es un amigo solamente un amigo... - le niego, es la verdad, no tengo nada en mente con él.

- pues avisaselo a él... - me objeta desafiante.

- ¿qué quieres que haga?

- Disfrutalos a los 2 - me recomienda con una sonrisa.

Abro la boca pero no digo nada.

- Jugar a 2 puntas es tu gran consejo? - le pregunto con el ceño fruncido - no pienso hacer eso!

Pone los ojos en blanco y suelta al gato, que sale refunfuniando de la habitación. Luego se pone seria y apolla una de sus manos en mi hombro.

- No podras ser una santa por siempre Pascualina...

No puedo creer que me este diciendo esto...

- Va siendo hora de que salgas con chicos, que la pases bien con ellos y lo más importante... - hace una pausa y suspira - que jueges a 2 puntas de vez en cuando...

La quedo mirando con la boca entreabierta, ¿en verdad acabo de escuchar todo eso?

- Lo sé... asombrada ¿no? - pregunta regodeandose.

- más bien.. horrorizada.

Me mira examinandome con interes y objetividad.

- Definitivamente tienes un problema... hay algo relacionado con los hombres que te perturba o...

Dejé de escuchar sus palabras por un momento.

- no me pasa nada con los hombres... - niego pero me mira de forma rara.

- evidentemente detecto un problema relacionado con tu niñes, tal vez algo relacionado con que tu padre te criara solo...

Oh no... aquí viene la futura sicóloga Paloma Clara Blanc Andiné... otra vez analizando mis misteriosos traumas con los hombres.

- no tengo ningun trauma! futura sicologa...

Sigue la perorata durante unos minutos hasta que hace un comentario sobre los hombres y mi padre que no soporto.

- ... igual, tranquila, no todos los hombres son como tu padre...

Aprieto los dientes y le digo rechinandolos.

- basta de sicologia conmigo.

Entonces lo comprende, o parece hacerlo, no quiero tomar encerio a Timothei, por eso no quiero pensar en él. Tampoco estoy interesada en Teo, porque si tuviera que elegir entre los dos, lo más seguro es que elija a Timothei... por qué? no lo sé... solo sé que daría lo que fuera por que me quisiera de verdad ¿o es que en verdad ya me quiere?


...


Una semana Después...

- quieres... cambiar de tema? - me pregunta cerrando el libro que acabamos de resumir y tomando otro más grande aún.

-por favor! - le respondo soltando el lapis y desparramandolo sobre la mesa - Teo, podemos tomar 15 minutos libres?

- si peque... - desde que estudia conmigo (casi todos los días), a tomado la costumbre de decirme peque, lo que me molesta... yo solo soy unos meses más pequeña!!!

- no me digas peque... no me gusta... - me dejo caer sobre la mesa... me parece que el cerebro se me está quemando... demasiada información por un día.

- está bien Peque... - se rie para si mismo... porque a mi no me da gracia.

- encerio - suspiro con pesades.

- cuentame algo - me pide recostandose en su silla.

-algo como qué? - le pregunto mirandolo aunque todavía sigo tirada sobre la mesa.

- no sé... cual es tu comida favorita?

Evidentemente él está con el cerebro más quemado que yo...

- helado...

- eso no es comida... eso es postre! - se queja..

- lo que se come es comida, y el helado se come... - le objeto y me enderezo.

Me sonrie divertido y comienza a reirse... acaso tengo monos en la cara y no me enteré?

- parece que hubieras estado sin dormir 4 días... tan mal te calleron los 2 libros que resumimos?

oh genilal! ahora resulta que se rie de mi...

- siento que se me quemó el cerebro y que no va a andar nunca más... - confiezo dejandome caer otra vez sobre la mesa

- tal vez debamos dejar lo que nos queda para máñana...

- tal vez... - digo bostezando, comienzo a dormirme.

- ven te llevo a tu cuarto... - sus palabras me suenan tan lejanas y distantes... acaso me estoy durmiendo y me va a cargar en brazos...

¿acaso subira la escalera conmigo a cuestas?

martes, 2 de febrero de 2010

Cimientos en plan de derrumbarse. Cap.5 (parte b y Ultima)


Por Timothei:


Hace 3 horas que los observo... no hacen más que estudiar. No notan mi presencia, a estas alturas no necesito ser invisible para que Pascualina no me vea... está muy concentrada con su acompañante... igual, seguro que no es mejor que yo...


esperen... ¿¡Qué es lo que acabo de pensar?!

Me concentro en no pensar y vigilar a Pascualina, lo que me lleva unos minutos. Cuando lo logro dirijo mi mirada hacia ella y me percato de un pequeño problemita... ya no están, se fueron. Me dedico a buscarlos y pronto los encuentro en la puerta de la casa de ella, unos segundos después, Pascualina entra a la casa y el chico se va.

Tengo que hacer algo pronto, o Paschaline va a olvidarme y eso no está en mis planes..., mi celular interrumpe mis pensamientos...

- hola? - contesto aunque se que es Jacko.

- se te complican las cosas Timo...

- ¿por qué lo dices? - miento.

- porque a Pascualina le interesa él - hace una pausa - así que si pretendes salir con ella, tienes que hacer acto de presencia ahora...

- ¿y que quieres que haga? - hablar de mujeres con Jacko es molesto, siempre se hace el Don Juan... Seguro que Cassanova se está revolviendo en su tumba por las barbaridades que este chico dice...

- Timothei!! donde quedó lo que te enseñé? no puedo creer que no hallas aprendido nada... - por su tono de voz puedo comprobar que está totalmente indignado.

Jacko aún no logra entender que las mujeres no son el centro de mi mundo. No son de gran importancia para mi, casi como ceros a la izquierda.

- mira Timothei... - parece molesto - quiero que vayas a donde está ella y te le acerques... ¡que la invites a salir! y luego veremos con lo demás... ¡¿me oiste?!

- si... escucha, no nací para esto, las mujeres no son para mi ¿entiendes?

Un hombre de unos 30 años pasa por mi lado y me observa como si estuviera enfermo... es que, ya había olvidado que estay en plena calle...

- y eso comprueba mi teoria... ¡eres gay! aceptalo ya! yo ya lo acepté y quiero decirte que te apoyo...

- ¡¿cuándo vas a entender que no soy gay?!

- pues si no lo eres ve y seduce a Pascualina...

- no tengo que hacer eso para saber que no soy gay...

- eres gay! lo ves? siempre lo he sabido...

- ya callate!!! deja de cuestionar mi orientación sexual! por dios, me crispas los nervios! - le grito y una señora que pasa se aleja unos metros de mi.

larga pausa del otro lado de la linea...

- eres gay - culmina Jacko.

Pongo los ojos en blanco y me percato de que Pascualina está saliendo de su casa con Eclipse, desde hace años que no veo a ese gato... Lo más sorprendente es que sigue igual a como lo recordaba. Pascua se sienta en el muro que separa su patio de la calle y se queda ahí, con el gato en brazos y con el rostro pensativo.

- Tim... Timothei... estás ahí? - jacko me llama por el telefono pero no le doy importancia a sus palabras... - el desgraciado me dejó hablando solo...

Odio perder el control de mis acciones... y con sinceridad, lo estoy perdiendo en este momento. Me dirijo hacia Paschaline con paso desidido, la verdad es que no tengo idea de que hacer o decir, pero estas dudas tengo que quitarmelas de encima... se estan volviendo una mochila dificil de cargar.

Llego hasta donde está, pero ella no me ha visto porque estoy parado detrás de ella meditando que decir o que hacer. Es mucho lo que arriesgo y debo ser cauteloso...

- Paschaline... - susurran mis labios. Creo que esa fue una buena entrada, aunque lo halla dicho por accidente.

Al escucharme se pone tensa y gira su cabeza para mirarme con lentitud. Luce pensativa... aunque no menos hermosa por eso.

- Te dije que volveriamos a vernos... - atino a susurrar mientras me siento en el pequeño muro delante de ella.

- hola... - musitó con la voz tensa e insegura.

Se ve demasiado fragil como para ser una persona cruel...

El aire parece cortarse entre nosotros y no sé que decir ¿cómo estás? tal vez... o...

- Acabo de salir de clases... ¿cómo te fue hoy? - le pregunto, supongo que aparentar normalidad puede funcionar.

Sus ojos me miran y parecen revivir.

- bien, aunque las clases me parecieron años... - confieza y me sonríe de forma agradable, tanto que parece querer darme una buena impresión. - ¿cómo te fue a ti?

qué le digo?

- no tuvieron nada de especial - eso es verdad - hasta ahora... - eso también es verdad, pero no porque Pascualina me guste... que lo interprete como quiera.

De pronto me dan ganas de tenerla más cerca, quiero saber si puedo encontrar algo en sus ojos que me diga que no merece mi aprecio. Me acerco un poco y la miro a los ojos.

- Paschaline yo...

ok... ¿por qué hablo sin pensar? y qué es exactamente lo que quiero decir...

Frunció el ceño, aunque la dureza o cave en su delicado rostro.

- ¿Qué diablos es Paschaline? - pregunta enderezandose y soltando al gato que todavía estaba sobre sus piernas.

- Las malas palabras no encajan bien con tus hermosos labios... - eso es una gran verdad aunque lo hubiera dicho de forma inconciente. Ver a pascualina diciendo barbaridades es como poner a un luchador de sumo a bailar ballet con un tutu rosa...

Niego con la cabeza. No logro encontrar nada que me diga que es mala, por lo que me acerco un poco más.

- Paschaline es Pascualina en belga, princesa - susurro escrutando cada milimetro de su rostro.

- ahh... - susurra mientras me mira a los ojos. Los suyos son de color verde esmeralda, un color muy hermoso.

Una de mis manos toma su rostro... es tan suave. mi mano libre toma una suya y la apolla sobre mi rostro. Ahora comprendo porque mamá siempre decía que tuviera cuidado cuando la mirase a los ojos... Es imposible no querer crer una conexión con ella, las 2 esmeraldas brillantes que tiene por ojos son como 2 imanes de los que tengo que cuidarme...

Siento algo vivrar en mi bolsillo...

Mi celular tenía que ser, pienso mientras lo saco y miro la pantalla tactil. Maldición, Jacko llamando. Me alejo de Pascua con suavidad y contesto.

- no es considerado de tu parte dejarme hablando solo Timothei - me llega la voz de él. - ya la invitaste a salir?

Insoportable...

- no, no, no - le contesto por no gritarle.

- como que no la invitaste?! - grita. del otro lado de la linea escucho una voz conocida: Papá.

- Disculpa, Puede ser en otro momento?

Silencio del otro lado. luego unos quejidos y los gritos de Jacko diciendo que no le saquen el telefono.

- Hola, hijo

Dominic tenía que ser...

- Estas con ella? sabes que es extremadamente importante la cena de hoy ¿no? tienes que estar aqui antes de las 10.

- si, lo sé... algo extremadamente importante... - digo con sarcasmo. Hago una pausa esperando que me diga algo y nada. - no puedo creer que me esté llamando solo por eso...

- hay algo más...

- bueno, y ¿qué otra cosa?

- Alaric hecho de su casa a Jacko y sabes ¿porque? no, Alaric descubrió que ya te acercaste a Pascualina...

Esto es malo, muy malo.

- ¿qué qué? - exclamo.

- lo que oiste, hasme el favor de venir ya.

- Está bien, voy para allá - corto y miro a Paschaline tomando su rostro entre mis manos. Si solo supieras el peligro que corres Pascualina... Beso su mejilla tibia y suave y le susurro al oido: - lo siento, debo irme... adios...

Debo resolver esto pronto... mi deber es protegerte, y por más que no te quiera es lo que debo hacer...

lunes, 1 de febrero de 2010




Como tuve un pedido especial...




Acabo de publicar un cap. nuevo a N.E (noche eterna), sorry porque es corto, pero como no estoy en mi casa la inspiración mucho o me llega... y mi cuaderno con toda la historia escrita tampoco lo tengo!!!



bueno.. bye.. beeesssooosss!!!!!

Cimientos en plan de derrumbarse (parte a)


Por Timothei:



En los últimos días solo he pensado en Pascualina y en las palabras de Jacko: ...Por más que la odies, no puedes negarme que es hermosa...

Desde que me acerqué a ella, la he vigilado por orden de Dominic en mis ratos libres. Ayer por la tarde la estuve vigilando y la seguí a todos los lugares que fué, me guste o no, ella es mi responsabilidad. Observé como se comporta con los demás, es dulce, amable, sus labios siempre forman una sonrisa y entonces me pregunto: ¿Es este el caracter de la culpable de todas mis desgracias? Si, para mis ojos sigue siendo culpable.

- ¡¿Eres un completo idiota lo sabías?! - me grita Jackovi riendose a carcajadas detrás mío.

- ¿y eso por qué?

- dices que la odias y sin embargo no paras de pensar en ella... - suspira - te gusta.

- si, claro... - digo con sarcasmo mientras pongo los ojos en blanco.

- es obvio - me mira mientras comienza a reirse otra vez - ¿Timothei Pavlovic enamorado? ay, en este mundo si que existen los milagros...

- si, estoy tan emocianado... - pongo los ojos en blanco y comienzo a caminar por el pasillo del liceo.
- ya, encerio... - se interpone en mi camino - Estas comenzando a cuestionar a tu padre... creí que nunca lo harías...

¿Jacko hablando encerio?

- Cuestionar a dominic... no entiendo - yo no cuestiono a mi padre, en realidad si, pero nada con relación a lo que siento por Paschaline.

- tu no odias a Passiline, tu padre la odia, siempre la odio...

- que Dominic la odie no tiene nada que ver conmigo

- en eso te equivocas. - hace una pausa y saluda a unas chicas que pasan por el pasillo. - tu padre te crió bien Timothei, solo cometió el error de inculcarte el odio hacia Passiline...

Lo miro por unos segundos, él tiene razón, hace 15 años yo no podía entender lo complicado del asunto cuando ocurrió... es totalmente ilógico que Pascha... Pascualina tenga la culpa de las 2 muertes...

- ahora lo entiendes ¿no? - Jacko parece satisfecho - acercate a ella, invitala a salir... y tal vez te lleves una gran sorpresa cuando la conoscas - esboza unamedia sonrisa - debo irme, discutí con mi padre, así que...

- Si jackovi, puedes quedarte en mi casa el tiempo que quieras...

- tienes un gran corazón Timothei, solo muestraselo a los demás... hasta luego y gracias...

Lo observo irse por unos segundos y luego me encamino hacia el patio del liceo, donde me siento en el viejo banco de plaza a pensar.

...por más que la odies, no puedes negarme que es hermosa...

No, no puedo negarlo. No puedo negar que es hermosa, no puedo negar que es amable y dulce, no puedo negar que no tiene la culpa de nada, no puedo negar que jacko tiene razón y que mi odio por Pascualina se debe a que mi padre me lo halla inculcado... Pero sé que si acepto la verdad, la más verdadera y cristalina de todas, cada uno de los simientos que me sostienen se derrumbarían... todos estos años gastados en una sola idea: protegerla, protegerla aunque eso me cueste la vida, no importa que la odie, ella es mi responsabilidad... Esa idea ya no me serviría si acepto la verdad, porque por más que ella siguiera siendo mi responsabilidad, yo ya no podría odiarla, incluso hasta podría quererla... y todo se complicaría, ya comenzó a complicarse...

imposible...

Pascualina se acerca con una sonrisa y paso descidido hacia mi... ¿cómo supo que estoy aqui?

Algo que no esperé ocurre: de entre la densa niebla aparece una tercera persona, un chico de cabellos color rojizo y unos ojos celestes pálidos que mira a Pascualina como si fuera el centro de su mundo... Se ponen a combersar y no notan mi presencia, lo que aprovecho para observarlos, parecen estudiar algo de unos satelites o algo así.